Image Image Image Image Image
Scroll to Top

Volver arriba

Blog

“Maus” en la universidad. Una entrevista con Raquel Crisóstomo

Sabemos que Mausratones es uno de los cómics más importantes, y  transversales, de la historia. Una obra que hizo caer del caballo a quienes creían que las historietas eran un medio superficial, y que no tuvieron más remedio que admitir que las viñetas también eran válidas para tratar asuntos complejos y reflexionar sobre el peso de la Historia.

Los galardones que jalonan su camino son una prueba de la excelencia y el calado de la obra maestra con que Art Spiegelman reflejó la experiencia de su padre en un campo de concentración nazi. También lo es el hecho que haya sido motivo de investigaciones académicas, como la llevada a cabo por Raquel Crisóstomo, Doctora en Humanidades por la Universidad Pompeu Fabra. Su tesis sobre Maus ha dado lugar al reciente libro De ratones y héroes. Una aproximación cultural a Maus, publicado por Ediciones Marmotilla. Aprovechando la aparición de este volumen, hemos querido charlar con su autora sobre la relevancia de Maus, el hecho de sacar adelante una tesis centrada en una obra como esta, y el proceso que permite a un cómic reflejar los significados de la Historia.

¿Cuándo descubriste Maus?

Allá por 2005. Yo todavía andaba con los cursos de doctorado y con mi tesina sobre la narración del horror en primera persona, cuando cayó en mis manos el libro de Spiegelman. Había cursado por aquel entonces varias asignaturas que versaban sobre la cuestión de la supervivencia a los campos y la literatura de guerra, pero siempre desde un corpus clásico, ortodoxo.

¿Qué es lo primero que te llamó la atención del cómic?

Que conseguía explicar perfectamente el drama, el trauma, las preguntas, la cuestión de la segunda generación… a través de un formato que podía resultar naíf inicialmente.

¿En qué momento te diste cuenta de que podía servir como base a un trabajo académico?

Cuando reparé en la premisa que Spiegelman daba por sentada: los gatos son los malos de la película y los ratones, los buenos. ¿Pero si durante toda la historia de la humanidad ha sido al revés, por qué la metáfora funcionaba en Maus? Ahí empecé a investigar y a darme cuenta de que el texto de Spiegelman no solo era excepcional en cuanto a narración testimonial, sino también en cuanto a los distintos subtextos y tradiciones que convergían en él y que hacían que funcionara como un perfecto engranaje.

MAUS02

¿Encontraste dificultades o prejuicios en la universidad para sacar adelante una tesis basada en un cómic?

Tuve la suerte de defenderla en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra, que desde su creación ha trabajado en la línea de los estudios culturales de tradición norteamericano, de gran apertura de miras.

¿Qué autores te dieron la base teórica y la metodología del trabajo?

En realidad autores muy distintos, precisamente por lo poliédrico del texto. Trabajé con autores clásicos de textos de supervivencia, pero recalé mucho en Alain Finkielkraut y en su relación con la judeidad; en Sontag y en su pequeño pero valiosísimo texto Ante el dolor de los demás; y por nombrar algún otro, en la aproximación que hace Catherine Orenstein al texto popular y a la fábula, solo por citar algunos.

¿Cómo definirías la aproximación a la Historia que hace Spiegelman?

Es una aproximación desde lo popular, sobre todo en cuanto al uso de su alegoría central; pero sobre todo personal, tal y como hacen otros autores que también han tratado el trauma de la supervivencia desde la segunda generación, algo que también abordo en el libro, y que Iván Pintor trata maravillosamente en el precioso prólogo que ha escrito para ello.

MAUS01

Uno de los aspectos más comentados de Maus es el hecho de convertir a los judíos en ratones y a los nazis en gatos. ¿Por qué crees que la alegoría resulta tan poderosa?

Art Spiegelman plantea esta alegoría como el corazón visual de su historia. Ello le permitirá contar el horror de una manera fabulística, algo que también enraíza con el formato de cómic. Pero igualmente recupera la propaganda de los nazis, que habían convertido a los judíos en alimañas y sabandijas; a la par que repara en la contrapropaganda animada desde los Estados Unidos y la influencia de Disney y la herencia de gatos y ratones que encontramos en los cartoons posteriores. Todo ello hace que la alegoría resulte cercana al lector contemporáneo y que a la vez esté preñada de subtextos e influencias que le confieren una alta sofisticación.

¿Leíste Sin la sombra de la torres? ¿Qué diferencias observas entre la forma en que Spiegelman trata el 11-S y el Holocausto?

El tiempo y la distancia. A Spiegelman parece que cada cierto tiempo le cae una tragedia en el regazo para poder crear a partir de ella. Sin embargo en mi opinión, parece que en el caso del 11-S la tragedia le resulta demasiado inmediata y no le permite la necesaria distancia creadora (a nivel de tiempo, ya que él es coetáneo; y en cuanto a distancia incluso física, ya que él no vivía por aquel entonces demasiado lejos del World Trade Center). Hay que comentar, sin embargo, que en Sin la sombra de las torres hay un interesante uso de todos los referentes visuales que siempre le han acompañado -su propio imaginario visual gráfico-, pero la ausencia de la piedra de toque tan importante que es la alegoría en Maus, hace que en este caso la construcción sea más frágil.

MAUS03

¿Durante tu investigación, descubriste otros cómics que reflejasen hechos históricos y conflictos políticos?

Sí, desde luego. De hecho en el libro se le dedica un capítulo en exclusiva a otras novelas gráficas que han tratado cuestiones de este calado, distintos escenarios bélicos, de aproximación al trama ajeno y propio. El premio Pulitzer que se le concedió a Spiegelman de hecho fue un acicata para la existencia de este tipo de textos.

¿Crees que este medio tiene alguna característica que le permita reflejar la Historia mejor que otros?

No se si mejor, pero sí de maneras diferentes, más próximas al lector en ocasiones, facilitadas por la convergencia de texto, imagen, espacios de pensamiento y silencios que en definitiva es el cómic.

Más posts...

Novedades

La insólita pasión del vendedor de lencería
de
Asako Hiruta
Jimmy Corrigan, el chico más listo del mundo
de
Chris Ware
La profecía del armadillo
de
Zerocalcare
Desescombro
de
El Roto
Más libros...