Image Image Image Image Image
Scroll to Top

Volver arriba

Blog

Bienvenidos a la casa de muñecas: el mundo de Gina Wynbrandt

gina_wynbrandtEl 19 de enero de 2017 no será un día como cualquier otro. En esa ficha, un meteorito llamado Que alguien se acueste conmigo, por favor impactará en las librerías españolas. Su autora es una joven que responde al nombre de Gina Wynbrandt, y ha puesto patar arriba la escena del cómic underground estadounidense, con un cocktail de feminismo heterodoxo, obsesiones pop, colorismo cegador, diario autobiográfico y humor salvaje y disparatado. Para abrir boca, os presentamos un cuestionario que nuestra nueva comiquera preferida responde con su inimitable estilo.

Esta es la primera vez que una de tus obras se publica en castellano. ¿Qué pueden esperar los lectores españoles de Que alguien se acueste conmigo, por favor?

Que alguien se acueste conmigo, por favor es una colección de cinco historias que tratan sobre mi soledad, frustración sexual, desesperación romántica, y obsesión con la cultura pop.

¿Qué te llevó a hacer cómics?

Empecé a hacerlos mientras estaba matriculada en la School of the Art Institute de Chicago. Tras unas pocas clases, empecé a disfrutar mucho con ello. De hecho, las dos primeras historias del libro fueron hechas durante esas clases, que impartía Jeremy Tinder. Mis profesores me animaron a seguir con ello, y les hice caso.

Teniendo en cuenta lo explícitos que son tus cómics, ¿has encontrado reacciones fuertes a tu obra, ya sean positivas o negativas?

En general, mis cómics han tenido una respuesta favorable, y algunas personas han dicho cosas encantadoras sobre ellos. Pero, desgraciadamente, esa no era la reacción que yo buscaba. El título de Que alguien se acueste conmigo, por favor es una petición real de sexo, y pocas personas se han ofrecido a satisfacerla. Aun así, tengo la esperanza de que los lectores españoles sean más receptivos a mi súplica.

que alguien

¿Cuánto hay de ti misma y de tu biografía en tus cómics?

Diría que son autobiográficos en un 60%. La protagonista se parece mucho a mí, pero me coloco en situaciones ficticias. Es como una fan fiction de mi propia vida.

¿Cómo es un día normal en la vida de Gina Wynbrandt?

Por lo general, me levanto, pierdo el tiempo en el ordenador, leo un rato, y me dirijo a la tienda de coches de mi tío, donde trabajo de secretaria. Hago papeleo e inventario, contesto el teléfono y cotilleo internet un poco más. Cuando salgo del curro, voy por ahí con mi compañera de habitación (la animadora canadiense Amy Lockhart); a veces echamos una partida de cartas mientras tomamos un trago. Lugo me retiro a mi habitación, donde continuo curioseando online y, finalmente, escribo y dibujo un poco.

El modo en que tratas el deseo y la sexualidad femenina es muy atrevido, y tu trabajo ha sido incluido en exposicones de arte feminista. ¿Cómo definirías tu acercamiento al feminismo?

Parecería que los hombres tienen el monopolio en lo que se refiere a retratarse como “tontos y cachondos”, pero yo quiero que mi trabajo muestre que las mujeres pueden ser igual de patéticas y estúpidas que ellos.

que alguien 2

Por tus cómics, resulta evidente que estás muy interesada en Justin Bieber como estrella del pop adolescente. ¿Qué opinas de su reciente giro hacía el estrellato adulto y “serio”? A juzgar por su actitud durante los conciertes, parecería que se avergüenza de sus fans teenagers…

Siempre seré una Belieber. Justin y su música me han dado muchísima felicidad, así que tiendo a ser muy protectora cuando se trata de él. Tiene defectos, por supuesto, pero dime algún niño-estrella que no haya madurado de manera jodida. Seguramente, la polémica lo acompañará durante el resto de su carrera, ¡pero quiero que sepa que yo siempre estaré de su lado!

Una última pregunta, para que nuestros lectores te conozcan mejor. ¿Podrías decirnos tus películas, música y libros favoritos?

Cine: American Psycho, History of the Eagles, Tommy Boy, Sans Soleil.

Música: Erykah Badu, The Internet, Pavement, Justin Bieber, Amy Winehouse.

Libros: Diario de una adolescente, de Phoebe Gloeckner; Pagando por ello, de Chester Brown; cualquier cosa de David Sedaris.

Más posts...

Novedades

La fábrica de canciones
de
John Seabrook
Que alguien se acueste conmigo, por favor
de
Gina Wynbrandt
Bob Dylan
de
Howard Sounes
Mundo Plasma
de
Calpurnio
Más libros...